Buscar
  • Nikola Corovic

Adaptación ante la nueva normalidad.

La pandemia actual ha ido reduciendo sus restricciones y poco a poco vuelven a florecer nuevos negocios hambrientos de hacerse un lugar en el mercado, mostrando que aún sin apoyo y un número reducido de ingresos se puede sobrevivir de manera empresarial, lo que deja en duda al empresario ¿Cuál fue mi error?.


Dependiendo del punto de vista con el que cuente el empresario o dueño de una empresa pueden lograr sobrevivir ante los fenómenos sociales que hemos sido capaces de percibir gracias a la forma en la que se han adaptado y como han distribuido dichos recursos enfocándose simplemente en la supervivencia, optando por reducir sus plantillas laborales o en ocasiones particulares eligiendo reducir el sueldo de sus trabajadores con tal de no perder recursos humanos indispensables.


Esto puede ser una dura realidad para miles de empresarios los cuales han creado y basado todas sus actividades económicas en los fundamentos de cada empresa y sufriendo al tener que demostrar un cambio súbito entre sus colaboradores.


Este es un ejemplo sobre las condiciones en las cuales se deja al empresario y se ven mas remarcadas en estos momentos por las nuevas regulaciones y la “nueva normalidad”; este término se vio reflejado como resultado por las empresas que sobrevivieron y sobrellevaron la pandemia al adaptarse de manera rápida y cortar suficientes gastos para iniciar un periodo de “hibernación” y centrarse en la misma visión de dichas empresas para retomar distintos enfoques de sus actividades primordiales y volverlos mas eficientes asegurando un ingreso pero contando con nuevos gastos reducidos.


Retomando la pregunta al inicio del artículo ¿Cuál fue mi error?, el error del empresario mexicano en pandemia fue el no poder adaptarse ante la situación, muchas empresas al querer mantener la antigua normalidad quebraron o se vieron forzados a vender partes de dicha empresa para seguir coexistiendo en el mercado y de manera casi automática tuvieron que regirse por los nuevos estándares de salud impuestos por el gobierno lo cual dio como efecto un increíble derrame de recursos para llegar al mismo resultado que las empresas ya adaptadas.


Uno debe de entender qué al contar con un cambio inesperado en la sociedad, uno como empresario debe de estar listo para hacer lo necesario y adaptarse aun cuando la adaptación puede ser dolorosa o generar una mala imagen ante dicho publico, siendo uno el que modifique la visión empresarial y pueda impedir el cierre de su negocio o en términos mas familiares “su esfuerzo”.


“Todo fracaso es la falta de adaptación, todo éxito es una adaptación exitosa”. Max McKeown.


20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo