• Gustavo Librado, A Mentors

¿Cómo debe evolucionar tu organización?

No se sabe cuánto tiempo más durará esta pandemia. Pero esta situación ha cambiado la forma en que colaboramos y la forma en que las organizaciones operarán en el futuro. Eso significa que las organizaciones necesitan aprender tanto ahora como después de la pandemia.



A continuación, tres maneras de promover el aprendizaje y la innovación en este momento:


Centrarse en las pequeñas victorias e innovaciones.

Con una fuerza de trabajo distraída y trabajando de maneras nuevas y diferentes, la mayoría de las organizaciones no tienen el equilibrio necesario para centrarse en las grandes innovaciones del futuro cercano. Pero eso no significa que la innovación deba detenerse. Al alentar a los colaboradores a centrarse en pequeñas innovaciones y en cambios incrementales en la forma en que trabajan o atienden a los clientes, su organización puede descubrir nuevas y poderosas formas de afrontar los retos que se presentan día a día.


Identifique las necesidades nuevas y emergentes.

Sabemos que una crisis es la madre de las invenciones. Entonces, ¿Qué inventos están surgiendo a partir de esta crisis en su organización? Para algunas organizaciones, esta crisis podría conllevar al descubrimiento de una nueva forma de servir a los clientes. Para otras, podría encontrarse una nueva forma de racionalizar el desarrollo de productos. Mediante la búsqueda de enfoques e ideas novedosas, y respuestas oportunas durante esta crisis, su organización puede descubrir soluciones innovadoras para afrontar los retos que conlleva el futuro.


Llevar a cabo una revisión de las acciones que toma la empresa.

La revisión de las acciones de una empresa puede ayudar a las mismas a aprender rápidamente acerca de los acontecimientos que suceden en tiempo real. Reflexionando sobre las siguientes cuatro preguntas ¿Qué se esperaba que ocurriera? ¿Qué ocurrió realmente? ¿Qué salió bien y por qué? ¿Qué se puede mejorar y cómo? Los gerentes, líderes y colaboradores podrían explorar y entender rápidamente la forma en la cual se está respondiendo a los nuevos desafíos internos y externos que ha ocasionado el Covid-19. Esto podría llevarse a cabo a nivel de los equipos de trabajo, a nivel de una unidad de negocio, o incluso llevarlo a un nivel de toda la organización. A través de este proceso, las compañías pueden aprender tanto de sus logros como de sus errores.


Sabemos que cumplir con los desafíos del día a día no va a ser fácil. Cabe recordar que este es un momento decisivo para los líderes. La única manera de apoyar a sus empleados mientras se asegura el éxito a largo plazo de su organización, se traduce en hallar un equilibrio entre la empatía y la realidad económica que hoy en día están afrontando las empresas.

35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo